Efectividad de la terapia floral de Bach en pacientes hipertensos y diabéticos de la tercera edad

 

 

Autores:

Msc. Nancy Nepomuceno Padilla[1]

Dr.  C. Luis Felipe Herrera Jiménez[2]

 

Resumen

 

La presente investigación se realizó con el objetivo de evaluar la efectividad de la terapia floral (Sistema de Bach) en el tratamiento integral de pacientes de la tercera, portadores de Hipertensión Arterial y Diabetes Mellitus.  El grupo estudio quedó conformado por 50 pacientes pertenecientes al Policlínico “Ramón Pando Ferrer” en la Universidad Central de Las Villas, en Santa Clara.

 

Identificados los pacientes, para la conformación de la muestra se contó con el consentimiento informado y criterio médico de cada paciente.  En ambos subgrupos se aplicó psicoterapia individual de apoyo y las esencias florales. En los pacientes hipertensos se aplicó la fórmula: Cherry Plum, Scleranthus, Vervain, Star of Bethlehem, Chestnut Bud.  En los diabéticos se usó la fórmula: Agrimony, Scleranthus, Gorse, Mimulus, Chestnut Bud.

 

Para constatar las posibles diferencias antes y posterior a la aplicación del programa terapéutico se aplicaron los siguientes instrumentos: análisis psicológico de la historia vital, inventario ansiedad rasgo-estado (IDARE); test de completamiento de frases (Rotter), técnicas de los diez deseos; test de Zung y Conde; registro sistemático y relato de preocupaciones fundamentales.

 

La información obtenida fue valorada de forma cualitativa y cuantitativa tratando en la mayor medida posible de llegar a la valoración personalizada en cada caso.   Entre los hallazgos más interesantes encontrados está la disminución de los niveles de ansiedad estado, depresión, la intranquilidad, la irritabilidad, angustia y tristeza a ambos subgrupos.  Mejoró la estabilidad atencional y disminuyó el temor.  Debe destacarse que en el subgrupo de pacientes diabéticos se apreció un gran temor a la muerte y complicación de la enfermedad en la mayoría de los casos.  Durante la etapa investigativa se observó un control de las cifras de tensión arterial en un número considerable de pacientes, disminuyendo también las cefaleas en los hipertensos.  En los diabéticos disminuyó la palidepcia, temor por la enfermedad.  No se apreciaron cambios significativos en los trastornos del sueño en ambos grupos.   De forma general el estado anímico de los pacientes mejoró y hubo una disminución sensible de las preocupaciones en relación con la enfermedad.

 

Introducción

 

Actualmente la Terapia Floral ha ganado atención científica en nuestro país, a partir de 1999 que se oficializara la misma dentro del Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP). Aunque desde 1997 el MINSAP, el Instituto “Finlay” de Vacunas y Sueros y el Instituto Superior de Terapias Complementarias de Argentina formaron grupos de Terapeutas Florales, observándose desde entonces resultados que apuntan positivamente hacia el uso de las esencias florales en el tratamiento a personas con diversas patologías.

 

Existen diferentes sistemas florales como son: Buch, California, Orquídeas Cubanas, Bach, entre otros.   Nosotros nos detendremos en el Dr. Edward Bach teniendo en cuenta sus postulados y esencias florales realizamos este estudio.

 

Entre los años 1930 y 1936, Edward Bach descubrió, perfeccionó y puso en práctica un sistema de medicina tan simple como efectivo.  Tras desempeñar su carrera con éxito en Londres, abandonó una práctica lucrativa para buscar y hallar plantas que curasen a los enfermos, pero de las que no pudieran derivarse efectos adversos.  El doctor Bach enseñó que la base de la enfermedad ha de hallarse en la inarmonía entre los aspectos espiritual y mental del ser humano.  Esta inarmonía, que aparece donde quiera que estados de ánimos conflictivos producen infelicidad, tortura mental, temor, o lasitud y resignación, rebajan la vitalidad del cuerpo y permiten a la enfermedad estar presente.  Por esta razón, los remedios que preparó fueron para el tratamiento del estado de ánimo y temperamento del paciente, no para su enfermedad física; de modo que cada paciente, volviéndose más él mismo, pudiera incrementar su propia vitalidad y extraer, de una fortaleza interna y una paz interior, los medios para restaurar su salud.

 

Cada paciente debe dirigir su propia vida y aprender a dirigirla en libertad.  Cada cual es de un tipo diferente, un individuo diferente y cada uno debe ser tratado según a su estado de ánimo personal y la necesidad del momento, no por su enfermedad física.

 

Bach escribió en su libro Los Doce Remedios: “Al tratar casos con estos remedios, no se tiene en cuenta la naturaleza de la enfermedad.  Se trata al individuo y, conforme éste pasa a estar bien, la enfermedad se va, habiendo sido expulsada por el aumento de salud”.  Todo el mundo sabe que la misma enfermedad puede tener diferentes efectos sobre diferentes personas, son los que necesitan tratamiento, pues son los que guían hacia la causal real. “Siendo la mente la parte más delicada y sensible del cuerpo, muestra la génesis y curso de la enfermedad muchos más definidamente que el cuerpo, de modo que es la perspectiva que adopta la menta lo que se escoge como guía en cuanto al remedio o remedios necesarios”.

 

El. doctor Bach recalcó que sus remedios podían usarse conjuntamente con cualquier otra forma de tratamiento, sin colisionar o interferir. Igualmente, podían alcanzar grandes resultados usándose solos.

 

Es con la esperanza sincera de hacer una contribución más a la comprensión del verdadero arte de la curación que nos decidimos a analizar la efectividad del sistema Bach en el tratamiento a Enfermedades crónicas no trasmisibles del adulto mayor, específicamente a los portadores del hipertensión arterial y diabetes mellitus II.

 

La hipertensión arterial se caracteriza por la elevación persistente o mantenida de las presiones sistólicas, diastólicas o ambas, demostrable en tres tomas fortuitas y que evoluciona de acuerdo con la forma clínica que adopte; en la misma existen órganos diana que son el cerebro, la retina, el corazón y el riñón.  La OMS la clasifica según su estadío en grado I, II y III, variando su sintomatología clínica según su causa, teniendo en cuenta que es un fenómeno no multifactorial y heterogéneo.

 

Un alto porciento de los gerontes son portadores de dicha enfermedad, al igual que la diabetes mellitas que es un síndrome heterogéneo producido por efectos biológicos de la insulina, que altera el metabolismo de glúcidos, lípidos y proteínas; cuya afección es tratable y controlable pero no curable, con base genética multifactorial y heterogénea; que en el adulto es más soportable, pero origina complicaciones en el Sistema Nervioso Central (accidentes vasculares, artereoesclerósis, amiotrofía, retinopatía diabética entre otros); sistema nervioso autónomo (impotencia, incontinencia urinaria, constipación intestinal), sistema cardiovascular (hipertensión arterial, cardiopatías), sistema renal (insuficiencia renal crónica, cistitis, sistoprelitis).  En ambas hay que incluir un tratamiento dirigido a modificar el modo de vida y aceptan la enfermedad.

 

Planteándose como objetivo específico: Valorar la efectividad de las esencias florales de Bach en el tratamiento de Hipertensión Arterial Moderada y la Diabetes Mellitus II en un grupo de gerentes portadores de la misma.

 

Material y Método

 

La muestra de estudio se conformó con 50 gerontes portadores de Hipertensión Arterial Moderada y Diabetes Mellitas II, seleccionados mediante un muestreo no probabilística incidental en el consultorio 76-3 del Policlínico “Ramón Pando Ferrer”.

 

Criterios de medidas

v     Que los pacientes tuvieran el diagnóstico de Hipertensión Arterial Moderada y Diabetes Mellitas II

v     Que los pacientes estuvieran comprendidos en el grupo etáreo de la 3ra edad.

Criterios de exclusión

v     Que estuvieran sometidos a tratamiento psicológico en ese momento.

v     Presencia de otras patologías asociadas por las cuales estuvieran recibiendo tratamiento

v     Además siguiendo criterios bioéticos se tuvo en cuenta contar con la disposición de la familia y la individual del sujeto de participar en la investigación.   Se determinó utilizar un diseño cualitativo de investigación a través del estudio de casos, antes y después del uso de la terapia floral.

 

La investigación se realizó en el período comprendido de enero a diciembre del 2001, después de familiarizarnos con las particularidades de los sujetos a estudiar y con el sistema de seguimiento del Equipo de Salud en el tratamiento médicos a los mismos, nos propusimos conocer algunas particularidades psíquicas sobre los gerentes portadores de HTA y DM II, las cuales enmarcamos dentro de la fase exploratoria, apoyándonos en la Historia Vital realizada al paciente y al familiar, lo que nos permitía delimitar el estudio desarrollado (2da Fase) proseguido con análisis sistemático antes y después del uso de la terapia complementaria, confeccionando finalmente el informe de investigación.

 

Instrumentos de recogida de información

v     Análisis psicológico de la historia vital (individual y familiar)

v     Inventario de ansiedad rasgo-estado (IDARE)

v     Test de completamiento de frases (J.B.ROTTER)

v     Técnicas de los 10 deseos

v     Zung y Conde

v     Relato “Mis preocupaciones”

v     Registro sintomático.

 

La metodología diagnóstica aplicada en el mismo orden en que se expone, teniendo en cuenta la disposición del estado físico y psíquico del paciente, en condiciones adecuadas de iluminación, ventilación y privacidad.

 

Resultados y Discusión

 

El 70% de los pacientes pertenecen a familias ampliadas y de ellas el 40% disfuncional, con crisis familiar no transitoria en el 10,3% de los mismos.  El 90% refiere afectación emocional en el ámbito familiar después de la jubilación y la enfermedad, refiriendo un clima afectivo negativo.

 

Todos los gerentes recuerdan el arribo a la tercera edad como un evento vital que se manifestó en ellos como una sumatoria de pérdidas importantes en sus vidas.  Según la opinión de los familiares entrevistados los pacientes mostraban angustia, irritabilidad, tristeza, miedo, intranquilidad, trastornos del sueño, negativismo, cefaleas, bajo nivel tolerancia a las frustraciones y agresividad reprimida.

 

Los datos obtenidos expresan que el 70% de los adultos presentan conflictos familiares que se centran en dificultades en la comunicación y el 80% en el área personal con inseguridad, incertidumbre, sentimiento soledad y aislamiento social, con afectación en la autoestima, con irritabilidad y no aceptación de sus status, también aparecieron conflictos asociados a sus limitaciones objetivas y subjetivas relacionadas con su área motivacional.

 

Al penetrar en las principales preocupaciones de los pacientes aparecieron en orden jerárquico en todos los casos; no tener crísis en la enfermedad, mantener una relación familiar cariñosa y no mostrarse como alguien no útil.

 

En general se observó en la muestra estudiada altos niveles de ansiedad estado y depresión. Con relación a los hipertensos se observó crisis hipertensivas con cefaleas, temores a complicaciones, fases deprimidas, negativismo, en ocasiones angustia y tristeza.  En los portadores de diabetes distractibilidad, irritabilidad, vértigos, angustia y tristeza.

 

Como resultado de un análisis minucioso en la segunda aplicación de las técnicas utilizadas se pudo constatar que de manera general después de la intervención terapéutica floral y la psicoterapia individual hubo cambios positivos en dirección a un mejoramiento físico y psíquico en un 90% de los pacientes.  Resultando interesante el hecho de que se lograra mejorar la comunicación familiar favoreciendo el clima afectivo en el medio, excepto  en tres casos de los estudiados.  Además se atenuó la sintomatología presente en cada caso en particular la ansiedad estado, la depresión, la irritabilidad, intranquilidad, la angustia y la tristeza; así como en el subgrupo hipertensivo disminuyeron las crísis y los temores; al igual que los gerontes diabéticos quienes además disminuyeron la palidepcia. 

 

En caso de los tres pacientes con crísis familiar mantenida no disminuyeron los niveles altos de ansiedad y depresión, pero si hubo remisión sintomatológica que mejoraron el estado de ánimo de los mismos, mostrándose menos irritables y angustiados.

 

Conclusiones

v     Se comprobó la efectividad de la Terapia Floral (Sistema Bach) en el tratamiento integral de pacientes de la tercera edad, portadores de hipertensión arterial y diabetes mellitas.

v     Se encontró una disminución en los miembros de ambos subgrupos muestrales posterior al empleo de las esencias florales, de los niveles de ansiedad estado y la depresión.

v     No se apreciaron cambios significativos en los trastornos del sueño en ambos grupos.

v     Resultados alcanzados por los pacientes investigados en las escalas IDARE y Zung y Conde fueron más favorables en la segunda aplicación en la mayoría de los casos, excepto tres pacientes que presentaron durante ese período crisis familiares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



[1] Master en Psicología Médica. Profesora Grupo Básico de Trabajo en la Atención Primaria y Diplomada en terapia Floral y Geronto-Geriatría. Profesora adjunta de la Facultad de Psicología de la Universidad Central “Marta Abreu” de las Villas.

[2] Doctor en Ciencias Psicológicas. Profesor Titular de la  Facultad de Psicología de la Universidad Cental “Marta Abreu” de Las Villas. Diplomado en Terapia Floral